logo

los ojos de Minerva

Racional / irracional: una frontera en constante movimiento


Página principal
Símbolo
Autor
J.S.T
Enlaces
Colaboraciones
Símbolos
Autores
Enlaces varios

Martin Gardner
(1914)

    Trabajar el símbolo es, entre otras cosas, trabajar distintos campos del saber humano a la vez. En ese sentido, si hubiese un autor cuyos campos de trabajo fuesen -por ejemplo- las matemáticas, la filosofía, la física, las artes, la religión y las ciencias sociales, es obvio que sería alguien cuya inclusión sería obligada en una colección -como ésta- de autores de interés simbólico. Claro que eso, ¿es un autor o una quimera? ¿Existe alguien así?

    Puede parecer sorprendente, pero existe; se llama Martin Gardner y nació en Tulsa (EEUU) en 1914. ¿Qué decir de él?

    En otros contextos, pregunta semejante es fácil no sólo que suene a, sino que sea vacua retórica; en este caso no es así: una persona de tan variados intereses y de esa edad -sigue vivo a la hora de escribir estas líneas- seguro que tiene obra para escribir mucho más que una docena de párrafos en una web. ¿Entonces? ¡Habrá que intentar sacar jugo a ese puñado de párrafos!

    Efectivamente, sus trabajos son abundantes y del más variado tipo destacando, en primer lugar, los artículos, entre los que sin duda sobresalen los de su legendaria colaboración en Scientific American, "Juegos matemáticos"; en el intervalo que va de 1956 a 1981 fué en uno de los grandes atractivos de la revista: El gran secreto de mi columna es que sé tan poco de matemáticas que tengo que trabajar duro para comprender yo mismo el tema. Quizá [por eso] sé explicar las cosas con más claridad de lo que lo sabe hacer un matemático profesional, dijo a este respecto él mismo. ¿Pose o verdadera modestia? ¡Qué más da si el resultado ha sido fomentar el interés, el amor a las matemáticas!

    Siguiendo con sus libros y obviando todos aquellos que son recopilaciones temáticas de esos mismos artículos, aparecen títulos como La explosión de la relatividad, Izquierda y derecha en el cosmos ... y otro trabajo de referencia, su Alicia Anotada, una edición comentada de las dos Alicias de Lewis Carroll: la enjundia de las observaciones atrapa de inmediato.

    Pero Martin Gardner no es solo un reflexionador, sino que tiene una dimensión de literato propiamente dicho. En esta faceta su obra más destacable es -con toda probabilidad- El vuelo de Peter Fromm, novela en gran parte autobiográfica. Precisamente, como persona, ¿quién es?

    Nacido en el seno de una familia acomodada y de notable sensibilidad religiosa -su madre era una devota metodista y su padre panteista- estudió filosofía en Chicago; sin embargo, lo que él destaca de su formación filosófica es un seminario que Carnap dió y del que más tarde transcribió la grabación y editó. El resultado es lo que ahora conocemos como Introduction to the philosophy of science (en ese mismo aspecto filosófico-religioso, confesará sentirse influido por las ideas religiosas de Unamuno).

    Al salir de la universidad empezará su carrera periodística en el Tulsa Tribune y, tras la guerra -sirvió de 1941 a 1945 en la marina- se instalará en Nueva York, en donde colaborará con el Humpty Dumpty Magazine.

    En esa época entrará en contacto con un círculo de personas interesadas por la magia, que se convertirá en uno de sus grandes temas recurrentes. Bill Simon, uno de los miembros de ese grupo, le presentará a Charlotte, la futura Sra. Gardner: otro de los miembros de ese grupo, el juez George Stark, será quien les case (tendrán dos hijos). Martin Gardner es, a fin de cuentas, un hombre interesado por la vida ...

    Claro que, si alguien está interesado por la vida, no falla: está interesado en el misterio, la religión, la filosofía... de entre sus trabajos de reflexión hay uno que también destaca por encima de los demás, Los porques de un escriba filósofo, que en español publicó Tusquets. Algunos de los autores que van armando esos porques son -además de los ya citados- Platón y Kant, Chesterton, Wells, James...

    Hablando de armar, otra de sus grandes pasiones son los rompecabezas, quizá el tema recurrente por antonomasia en su trabajo (aquí también encaja el enorme atractivo que siempre ejerció sobre él M.C. Escher y sus enigmáticas obras). Es más, si se entiende la afirmación en sentido amplio, se puede suprimir ese prudente quizá: su interés por los hexaflexágonos, su enemiga a la pseudociencia en general y a Uri Geller en particular...

    También editó algunas notables antologías, poniendo al alcance del gran público textos de difícil acceso de grandes autores; por ejemplo, en El escarabajo sagrado hay ensayos de Dewey, de Russell, de los tres Huxley, de Freud, de Einstein, de Eddington, de Ortega, etc. No es sorprendente, por tanto, que la versión inglesa de la wikipedia - http://en.wikipedia.org/wiki/Martin_Gardner - al hablar de él confiese sin tapujos que la bibliografía que allí se da es incompleta (no obstante, eso no quiere decir que no sea provechoso visitarla).

    Así las cosas, ¿cómo resaltar algo por encima de lo demás en una persona de tan amplios intereses? Lo mejor, sin duda, será que conteste él mismo:

Como miembro de Los del Misterio, creo que no tenemos idea de si la libertad pudiera existir o como actúa. Los del Misterio no somos un grupo organizado ni nada parecido; creemos que en este punto de nuestra evolución hay misterios que no se pueden resolver.
      [De M. Shermer, The annotated Gardner, en "Skeptic", vol. 5, nº 2, pp. 55-61.]
    Sus amigos y discípulos se reunen periódicamente en unas reuniones que llaman "Gathering for Gardner"; sus actividades quedan reflejadas en su atractiva web: www.g4g4.com.

    Una curiosidad antes del punto final: hay un asteroide, el 2587, que se llama "Gardner" en su honor.


Créditos
Autor: Julio Sánchez Trabalón
Diseño y mantenimiento: María Jesús Viver

Para cualquier sugerencia, comentario, crítica...: 19552@viversan.com

Página principal Inicio J.S.T.

Copyright:
© 2000 Julio Sánchez Trabalón, autor de este documento, autoriza la reproducción y difusión del mismo si se hace sin ánimo de lucro.
Ya se cite total o parcialmente se ruega hacer mención de la fuente.
En el caso de hacer enlaces a este documento el autor agradecería que le fuese comunicado.